23 diciembre 2010

My Little Tower Defense: juegazo made in Spain

Seguramente todos conozcáis el clásico juego "tower defense" en el que van apareciendo grupos de enemigos que tratan de atravesar un escenario y nuestro objetivo es ir construyendo torres de distintos tipos para eliminarlos antes de que puedan alcanzar el otro extremo del escenario.

Pues bien, si os gustan este tipo de juegos o queréis probar alguno, hoy os traemos un juego basado en este concepto pero mucho más dinámico y divertido. Se trata de My Little Tower Defense desarrollado por CK7 Studios, un grupo de programación de reciente creación constituido por tres españoles con gran experiencia en este mundillo y sobre todo, con muchas ganas e ilusión.

¿Por qué decimos que es más dinámico y divertido? Pues porque no nos tenemos que limitar a ir construyendo las torres y ver cómo eliminamos a los enemigos según van pasando. En My Little Tower Defense, necesitaremos "activar" de alguna manera las torres ya construidas pulsando sobre ellas (por ejemplo para recargar algunas torres para que puedan seguir disparando o activar alguna determinada función que proporciona la torre en cuestión) además de la presencia de unas ovejas que pueden ayudarnos o no. Es por tanto un juego novedoso en este sentido y que realmente engancha (aunque por el momento sólo hay cinco niveles disponibles, con tres niveles de dificultad a elegir, pero próximamente vendrán más).

Os dejamos a continuación los QR Codes correspondientes a las dos versiones que tienen: una versión gratuita y otra de pago para eliminar la publicidad.


Y un vídeo para que veáis al juego en acción:


Por último, mencionar que My Little Tower Defense requiere Android 2.1 o superior y para garantizar un funcionamiento fluido necesitamos al menos un procesador de 1GHz.

Desde aquí nuestra más sincera enhorabuena a CK7 Studios por este desarrollo (que también está disponible para Windows Phone 7). ¡Os deseamos lo mejor!

Fuente: Blog oficial CK7 Studios

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada